El secreto para mantener tus manos en alto boxeando

Cómo mantener las manos en alto en el boxeo

¿Sigues teniendo problemas para mantener las manos en alto?
¿Estás cansado de que tu entrenador grite lo mismo una y otra vez?
¿Estás cansado de ver vídeos tuyos con las manos caídas?
¿Estás cansado de dejar caer las manos a pesar de tenerlas siempre levantadas cuando prácticas?

Créeme, sé como te sientes. Aquí tienes un truco sencillo para que aprendas cómo mantener las manos en alto en el boxeo de una vez por todas!

El secreto para mantener tus manos en alto boxeando

Inclina la parte superior del cuerpo LIGERAMENTE hacia adelante

¡¿QUÉ?! ¡¿ESO ES TODO?!

Sí tío. Eso es todo. Eso es todo lo que tienes que hacer. Inclina la parte superior de tu cuerpo hacia adelante solo un poquito y tu hábito de dejar caer las manos casi desaparecerá de la noche a la mañana.

¿Te suena demasiado simple?
Veamos como funciona.

Es una cuestión de equilibrio. Tu cuerpo siempre está tratando de equilibrarse. Lo que significa …

  • Si te inclinas hacia atrás: tus manos/brazos irán naturalmente hacia adelante y/o bajarán para equilibrar la parte superior del cuerpo.
  • Si te inclinas hacia adelante: tus manos/brazos subirán y/o retrocederán naturalmente para equilibrar la parte superior del cuerpo.

En serio, solo inclínate hacia adelante y nada más.

Sí, en serio. Mantén la cabeza ligeramente por delante de los hombros y los hombros ligeramente por delante de las caderas.

Si te das cuenta, los luchadores más experimentados no tienen problemas para inclinarse hacia adelante. Les encanta ser agresivos y meterse en el espacio de su oponente. Les encanta llegar al cuerpo y ser psicológicamente imponentes. Es más probable que la posición de tu cuerpo vaya hacia adelante e inclinar la parte superior del cuerpo así hace que sea más fácil dejarlos arriba y en equilibrio.

Los luchadores menos experimentados tienden a hacer exactamente lo contrario. Les gusta inclinarse hacia atrás y mantener la cabeza lo más lejos posible de su oponente. Desafortunadamente, esto significa que se inclinarán hacia atrás y, por lo general, llevarán sus manos aún más hacia atrás, perderán el equilibrio y perderán terreno.

Y si te estás inclinando hacia atrás y no quieres retroceder, adivina qué pasa … algo en tu cuerpo tiene que ir hacia adelante para contrarrestar el impulso hacia atrás, ya que no puedes llevar la parte superior del cuerpo hacia adelante (porque no quieres o porque el rival te están empujando hacia atrás) la respuesta natural será quitar las manos de la cara y avanzar y bajar para intentar reequilibrarte. Es el mismo instinto natural de cómo las personas mueven los brazos hacia adelante cuando por ejemplo la silla en la que están sentados se inclina hacia atrás repentinamente y pierde el equilibrio.

Otras ventajas de inclinarse hacia adelante:

  • Tu barbilla se encuentra metida hacia abajo; es más probable que los golpes golpeen tu frente (más fácil de absorber el daño ya que el cráneo es más denso ahí).
  • Mejor alcance y velocidad con ambas manos.
  • Más fácil de usar el movimiento de la cabeza y el movimiento del cuerpo para maniobras evasivas.
  • Es más fácil empujar a los oponentes a caminar hacia atrás y también evitar que te empujen a ti hacia atrás.

Y ojito a esa última frase. Nunca deberías recostarte hacia atrás!

¿Por qué? Porque cuando te recuestas:

  • Tu barbilla está en el aire.
  • El brazo delantero no puede ni lanzar golpes fuertes ni ganchos al cuerpo. Solo puede lanzar jabs y de poca potencia.
  • El brazo trasero es lento para atacar y requiere un largo cambio de peso. (Este cambio de peso puede hacerte vulnerable a ser noqueado, ya que tu barbilla tiene que balancearse hacia adelante para lanzar la mano derecha).
  • Tu cuerpo será expuesto a perder el equilibrio y perder terreno facilmente.
  • Tus manos querrán extenderse más lejos de tu cara o más abajo para reequilibrar… pero, por supuesto … ahora ya lo sabes!
  • Es muy difícil esquivar golpes (o mover la parte superior del cuerpo) cuando estás recostado. La única opción de defensa a partir de aquí es inclinarse más hacia atrás, bloquear, dar un paso atrás.

Descubre cómo desarrollar tu juego de pies, para aumentar tu defensa.

Preguntas frecuentes

¿Pero inclinarme hacia adelante no me hace vulnerable?

En primer lugar: la postura de boxeo estándar es de aproximadamente 55/45 (con un 55% en el pie delantero). No es 50/50. Entonces, para pararte correctamente en el boxeo, debes inclinarte ligeramente de todos modos. No te excedas y lo harás bien.

¿Y si QUIERES tener 50/50? ¿O 45/55? Bueno, el boxeo utiliza muchas posiciones diferentes a lo largo de la pelea y es normal cambiar tu eje en muchas posiciones para obtener nuevos ángulos de ataque/defensa. Pero la postura estándar sigue siendo en general 55/45. Y para algunos luchadores realmente defensivos, tal vez más cerca del 50/50.

¿No inclinarme hacia adelante me dejaría vulnerable a los uppercuts?

No necesariamente. Claro, se puede argumentar que inclinarse hacia adelante te hace más vulnerable a los uppercuts que inclinarte hacia atrás. Pero ese no es un problema. Los Uppercuts requieren que estés lo suficientemente cerca para que choquen bien. Si mantienes la distancia y no te excedes en la inclinación hacia adelante, estarás bien! No solo eso, sino que mantener la parte superior del cuerpo ligeramente hacia adelante es la mejor posición general tanto para atacar como para defender en el boxeo.

ÚLTIMO CONSEJO: mira a través de tus cejas

El problema común con muchos luchadores es que intentan mirar directamente a su oponente, tal como lo harían normalmente en su vida diaria. Cuando hablamos con alguien o queremos mirar algo en la habitación, ponemos nuestra cabeza y ojos en esa dirección exacta.

El problema es que esto puede afectar negativamente tu posición de boxeo. En el boxeo, muchos luchadores intentan practicar la defensa inclinándose hacia adelante y metiendo la barbilla. Suena como una gran idea … excepto porque su cabeza está inclinada hacia abajo, comienzan a mirar hacia ABAJO en lugar de mirar al nivel de los ojos de su oponente.

Ese es un problema que hay que corregir inmediatamente, sobretodo cuando se practica golpeando el saco.
Cuando te encuentras con un oponente descubres que tienes que levantar la cabeza para poder ver a tu rival e irremediablemente … LEVANTA LA BARBILLA!
Es un problema por el que hemos pasado todos!

Mi truco es mirar a través de las CEJAS!

De esta manera, tu barbilla se puede bajar hacia el cuello e inclinar un poco la cabeza hacia abajo y aún puedes ver a tu oponente. Acostúmbrate a mirar a través de las cejas cuando haces entrenamiento de sombra, golpeas el saco y básicamente cualquier ejercicio de perforación en el que no tengas una persona viva enfrente tuyo. Pruébalo ahora y verás un mundo de diferencia en tu defensa de boxeo. ¡Podrás mantener la barbilla doblada y seguir viendo a tu oponente!

Espera espera …
ÚLTIMO CONSEJO: no te pongas el casco tan bajo!

Veo a muchos chicos haciendo sparring tratando de usar su casco lo más bajo posible para cubrir la mayor parte de la frente. El problema con esto es que bloqueas tu visión cuando intentas inclinar la barbilla hacia abajo … esto hace que levantes la barbilla para golpear porque estás tratando de ver al rival!

Conclusión

Si necesitas ayuda yo te proporcionaré el conocimiento y las directrices para que tu entrenamiento sea todo un éxito.
Pásate de vez en cuando por la sección de tácticas de combate para recibir las clases necesarias. Iré subiendo contenido semanalmente.

Si tienes dudas o cualquier tipo de pregunta tienes la sección de comentarios justo aquí abajo!

Si te he ayudado con este tutorial no olvides COMPARTIR esta página con tus amigos. ¡Haz correr la voz sobre golpeamasfuerte.com y ayúdanos a crecer! Sin tu apoyo esta página no existiría. Tienes los botones a las principales redes sociales un poquito más abajo!

Golpea Más Fuerte